jueves, 29 de noviembre de 2018

Libre!!

Romanos 5:18
“Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.”

TESORO BÍBLICO:

Un día Abraham Lincoln estaba en un mercado de esclavos y miró a una joven y bella esclava que estaba siendo vendida en una subasta pública. Hombres lujuriosos estaban haciendo sus ofertas, entonces Lincoln empezó a hacer ofertas a su vez. Finalmente, fue vendida a Lincoln. Él tomó el certificado de venta y se lo entregó diciéndole: “Eres libre.” Ella le preguntó: “¿A qué se refiere con ‘libre’?” Él le contestó: “Eres libre.” Ella continuó preguntando: “¿Libre para hacer lo que desee hacer?” Él respondió: “Sí.” “¿Libre para decir lo que quiera decir?” Él contestó: “Sí.” “¿Libre para ir a dondequiera ir?” Él respondió: “Sí.” “Entonces voy con usted.”

Amigo (a), Jesús le ha dado su libertad. Usted ha sido redimido por su preciosa sangre. Y en agradecimiento, su vida debe dedicársela a Él.

PUNTO DE ACCIÓN:

¿A quién conoce que está esclavizado (a) por el pecado hoy? Comparta con esa persona el amor libertador y redentor de Jesucristo.

Fuente: Pastor Adrián Rogers

martes, 30 de octubre de 2018

Una Esperanza viva



1 Pedro 1.3-5
Los creyentes han nacido a una esperanza viva; en cambio, las personas sin Cristo no tienen una base para sus deseos y expectativas. Muchas viven con un falso sentimiento de seguridad; creen que lo importante en esta vida es lo físico y lo material. Pero no hay ninguna seguridad en esas cosas (1 Ti 6.9). Quienes prefieren la riqueza y la salud antes que a Dios, descubren que sus sueños no se cumplen, o que no satisfacen.

Los creyentes anclan su esperanza en la sólida roca que es Jesucristo. Pues las palabras del Señor son verdaderas, y sus promesas se cumplen invariablemente. A veces veo personas que descargan sus deseos sin cumplir en Dios, y luego se quejan de que Él les falló. Pero los cristianos que hacen una petición y se someten siempre a la voluntad de Dios, recibirán respuesta: sí, no, o espera.

El Señor no defrauda a quienes buscan hacer su voluntad. Pero no malentienda esta afirmación. Puede ser que nos sintamos temporalmente decepcionados cuando algo que esperamos no está dentro del plan de Dios. Pero Él no incumple la promesa de dar a sus hijos lo mejor (Is 48.17; 64.4). Cuando una puerta se cierra, hay otra a punto de abrirse con algo mejor detrás de ella. El Señor no puede ser superado en generosidad. Lo que Él nos tiene reservado es mucho más de lo que somos capaces de desear. La mejor opción para el cristiano es fijar su esperanza en el Señor Jesucristo.

Acepte todo lo que se ajuste a la voluntad de Dios para su vida, y aléjese de todo aquello que no sea así. Las circunstancias pueden cambiar, pero Cristo nunca cambia. Él es esperanza viva que nunca defrauda.

Autor Charles Stanley

miércoles, 24 de octubre de 2018

Glorifica a Dios en tu cuerpo



1 Corintios 6:20
"Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo ... "

Adoración es el término que utilizamos para cubrir todos los actos del corazón, de la mente y del cuerpo que intencionalmente expresan el infinito valor de Dios. Para esto fuimos creados.
No pensemos en el servicio de adoración cuando pensamos en adoración. Hacer eso es una tremenda limitación que no se encuentra en la Biblia. Toda la vida se supone que debe ser adoración.

Por ejemplo, el desayuno, o los tentempiés de media mañana. 1 Corintios 10:31 dice: "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios". Comer y beber son las cosas más básicas que podemos hacer. ¿Qué puede ser más real y humano que eso?
O tomemos el sexo, por ejemplo. Pablo dice que la alternativa a la fornicación es la adoración. Dice 1 Corintios 6:18-20.

18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo ...

O tomemos por ejemplo la muerte, como ejemplo final. Es algo que haremos con nuestro cuerpo. De hecho, será lo último que hagamos con nuestro cuerpo sobre la tierra. El cuerpo dice adiós. ¿Cómo adoraremos a Dios con este último acto de nuestro cuerpo? Vemos la respuesta en Filipenses 1:20-21. Pablo dice que su esperanza es que Cristo sea exaltado en su cuerpo y muerte. Entonces dice: "Porque para mí ... morir es ganancia". Expresamos el infinito valor de Cristo al morir considerando la muerte como ganancia.

Tienes un cuerpo. Pero no es tuyo "Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo". Siempre estás en un templo, siempre estás adorando.

Autor : John Pipper
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...